¿Bursitis?

Causas, Síntomas y Remedios

  1. LA BURSITIS
  2. LAS CAUSAS
  3. LOS SÍNTOMAS
  4. LOS REMEDIOS
  5. LAS PLANTILLAS SHOCK ABSORBING NOENE
  6. LA BURSITIS

La bursitis es la inflamación de la bursa de una articulación. Cuando se produce una bursitis resulta doloroso cualquier movimiento que afecta al tendón y cada movimiento que se haga empeora la inflamación. La bursa es una bolsa revestida por una membrana sinovial que contiene el líquido sinovial y tiene la tarea de absorber el impacto y la fricción que se crea cuando un tendón tiende a ser frotado con el tejido o el hueso subyacente. Hay diferentes tipos de bursitis y los más comunes son:

  • BURSITIS DE LA RODILLA;
  • BURSITIS DEL HOMBRO;
  • BURSITIS DEL CODO;
  • BURSITIS DEL TALÓN;
  • BURSITIS DE LA PATA DE GANSO;
  • BURSITIS TROCANTÉREA.

A veces las causas son desconocidas, mientras que en otros casos la fuente puede ser inflamatoria, traumática, reumática o infecciosa. Las zonas más afectadas son la rodilla, el codo y el hombro. La bursitis afecta principalmente al sexo masculino y los más afectados son el grupo entre 20 y 50 años. Muy a menudo afecta a los atletas que utilizan repetitivamente una articulación.

  1. LAS CAUSAS

Como se ha mencionado, la bursitis, a veces puede depender de causas desconocidas, otras veces puede ser causada por:

  • inflamaciones;
  • traumas en el trabajo;
  • lesiones deportivas;
  • infecciones;
  • gota;
  • artritis reumatoide;
  • enfermedades reumáticas;
  • uso de zapatos apretados;
  • falta de entrenamiento físico.

  1. LOS SÍNTOMAS

El principal síntoma de la bursitis es el dolor que se localiza en la articulación afectada; el dolor tiende a aumentar con la palpación, cuando se mueve y cuando se realizan actividades físicas, y tiende a disminuir cuando uno está en reposo.

Otros síntomas frecuentes son:

  • movilidad reducida;
  • enrojecimiento;
  • hematomas;
  • rigidez en las articulaciones;
  • hinchazón.
  1. LOS REMEDIOS

La bursitis se tratar con el tratamiento conservador, que incluye:

  • reposo;
  • suspensión del deporte;
  • aplicaciones de hielo;
  • necesidad de mantener la extremidad inflamada en una posición elevada;
  • vendas de compresión;
  • succionar el líquido en la bursa;
  • tomar medicamentos antiinflamatorios para aliviar el dolor;
  • inyecciones de corticosteroides;
  • terapias físicas.

Los tratamientos anteriores son genéricos y dependiendo de la zona afectada se siguen además otros tratamientos específicos. A veces, cuando el tratamiento conservador no es suficiente, es necesaria la cirugía.

  1. LAS PLANTILLAS SHOCK ABSORBING NOENE®

Para atenuar y prevenir los dolores provocados por la bursitis, se recomienda usar diariamente plantillas shock absorbing NOENE®, que consiguen absorber el 98% de las ondas de choque que se producen cuando se camina o se practica algún deporte. De esta forma se evita la sobrecarga de las articulaciones y se previene o alivian de enfermedades dolorosas. Mejorar la postura y el uso diario de las plantillas shock absorbing NOENE® atenúan la capacidad de tener fracturas, luxaciones y otras enfermedades molestas en las piernas, el tobillo, el pie y la rodilla…